La niña que descubrió la cueva de Altamira

Pocos conocen cómo se descubrió la Cueva de Altamira.

María, la hija de Marcelino Sanz de Sautuola, estaba investigando promovida por su curiosidad cuando llegó a este fantástico lugar. De este hecho hace más de 150 años, siendo uno de los descubrimientos más famosos de la Península Ibérica. Es una de los lugares más importantes para conocer al arte rupestre durante el Paleolítico.

Se encuentra en la población cántabra de Santillana del Mar, muy cerca del centro de esta urbe. La mayoría de expertos la comparan con la Capilla Sixtina, siendo este descubrimiento una muestra única del arte cuaternario.

Después de realizar algunas investigaciones se ha determinado que la Cueva de Altamira habitada durante 13.000 años. El derrumbe de su entrada impidió que pudieran seguir en ella. Pese a que Sanz de Sautuola, paleontólogo aficionado, conocía de su existencia, no fue hasta 1875 cuando descubrió esta joya.

Cueva de Altamira. Foto: La Vanguardia
Cueva de Altamira. Foto: La Vanguardia

Fueron las indicaciones de un cazador lo que lo pusieron en marcha. Sin embargo, en un principio, nadie podía imaginar el verdadero tesoro que había en sus paredes.

Este hallazgo está marcado por una anécdota de lo más curiosa. La hija del paleontólogo, María, con tan solo ocho años de edad fue quien vio por primera vez en mucho tiempo esas paredes llenas de bisontes.

La niña avisó de lo que había en esa cueva, dando lugar al descubrimiento de la Cueva de Altamira.

A día de hoy no se puede visitar este lugar. El tráfico masivo de personas para su visualización ha hecho que se deteriore a niveles mucho más altos de lo esperado. Para poder acceder a ella hay que usar una vestimenta y luz determinada, siendo el tiempo también restringido.

Solo cinco personas pueden acceder a ella a la semana. Siendo la visita de una duración de treinta y siete minutos. Esta selección se hace mediante sorteo entre los visitantes del Museo de Altamira. Este museo cuenta con una réplica exacta de la cueva para poder visualizarla.