Base de Maquillaje

Uno de los primeros productos que toda mujer debe aprender a utilizar es la base de maquillaje. Supone el comienzo de cualquier look que quieras realizar. Se trata de un aliado ideal para ocasiones especiales, así como también un elemento necesario si quieres tener una piel uniforme en tu día a día.

Sin embargo, muy pocas mujeres aplican este tipo de producto de forma correcta. Por ello, queremos darte algunos consejos para que consigas llevar a cabo la mejor extensión de la base de maquillaje.

En primer lugar, conseguir un tono de maquillaje que se asemeje al tuyo es de lo más básico. A ello llegaremos siempre utilizando una base que tenga medio tono más oscuro de lo que realmente es.

base de maquillaje

Pero, ¿dónde lo compruebo? Es un error que cometemos normalmente. No pruebes tu base de maquillaje en la mano. Para saber exactamente si es tu color debes hacerlo en el rostro. Ponerlo sobre la mejilla y ver si se asemeja al resto. Te aconsejamos que en el caso de estar entre dos tonos, elije siempre el más claro.

Para llevar a cabo su extensión habrá que realizar varios pasos:

    1. Distribuirlo en la mano. Para mezclarlo utilizaremos una brocha.
    2. Es necesario extenderlo desde el centro de la cara hacia los extremos. Debes de tener mucho cuidado sobre algunas zonas como puede ser alrededor de los labios o en la nariz. Debe quedar perfectamente distribuido, dando lugar a una capa uniforme.
    3. Poner atención en aquellas zonas que son exteriores es muy importante. Cubrir el cuello perfectamente y llegar a la línea del pelo es algo básico. Evita que parezca que llevas puesta una máscara. Así como también ten cuidado de que no manche la ropa que vas a vestir.

Conseguir un rostro de lo más atractivo es posible utilizando siempre una base de maquillaje de calidad. Apuesta por aquellos tonos y texturas que más se adecuen a tu tipo de piel.

¡Estarás radiante!